domingo, 19 de abril de 2015

Prisas, torpeza y falacia en el Registro Civil, por Ernesto Trevijano

Prisas, pues cuatro años después de la ley del 2011, todavía no existe un reglamento que la desarrolle ni parece tenerse claro el modelo organizativo. Se pretende resolver en pocos meses lo que no se ha querido hacer en tres años y medio. Torpeza, pues el PP ha roto el consenso político de la ley anterior y ha convertido el Registro Civil en moneda electoral y en causa de desgaste político. Se habla de gratuidad en lugar de explicar el posible ahorro de costes: falacia, pues el Registro Civil nunca ha sido gratuito. Los presupuestos generales le dedican alrededor de 400 millones euros. Un servicio público lo financia el Estado, nunca el que lo presta. Por Ernesto Trevijando Registrador 

Sigue leyendo en este enlace en el periódico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada