domingo, 19 de abril de 2015

¿Cambios en la cuestión del Registro civil?

Todo comienza el pasado miércoles cuando se empiezan a conocer varios hechos. 

Por un lado, una Asociación de Registradores, hasta ahora silente, se manifiesta en contra del proyecto del Gobierno. El rechazo de los Registradores trasciende de esta asociación pero es verdad que es la primera vez que se hace pública una oposición al modelo de Registro civil gratuito dentro del colectivo de Registradores. 

Al día siguiente, el Colegio de Registradores pide una prórroga para hacerse cargo del Registro civil porque no se ve preparados mientras un grupo de Registradores impugna los presupuestos del Colegio

Por el lado de la negociación dentro del Ministerio de Justicia, tras el éxito de la manifestación del 11 de abril, las organizaciones sindicales se reunieron con el Director General de los Registros y del Notariado y con el Director General de Relaciones con la Administración de Justicia para tratar sobre el Registro civil y, en esa reunión, se habló de negociar el modelo de Registro civil y las condiciones de trabajo sin sujeción a ningún plazo (aquí otro enlace sobre este asunto) aunque, bien es cierto que, el Ministerio de Justicia sigue pensando en los Registradores de la Propiedad y Mercantiles. 

Hoy domingo, leemos un confidencial en El mundo en la que se deja caer que puede estar gestándose una prórroga de la vacatio legis incluso que esa vacatio se prolongue sine die...


"En cuanto al modelo de financiación del futuro Registro Civil, anuncia que no será sufragado ya con cargo a los Presupuestos Generales del Estado ni correrá a cuenta de los usuarios, sino que provendrá de los nuevos aranceles que percibirán los registradores en otros asuntos."

"Los registradores tienen un marco general de retribuciones que les permite muy razonablemente asumir las nuevas tareas y obligaciones del Registro Civil", afirma Catalá, al precisar que dispondrán de nuevas tasas asociadas a la Ley de Jurisdicción Voluntaria, expedientes de nacionalidad, procedimiento de nacionalidad de sefardíes y futuros trámites del Instituto Cervantes.

De esta forma, el titular de Justicia niega que el Estado vaya a compensar económicamente a los registradores, ya que los funcionarios públicos están "muy acostumbrados a que se añadan funciones a su puesto de trabajo y no por eso llevan incrementos de salario".

"Esa es la manera de financiación, que es atribuírselo a unos profesionales que ya tienen un sistema de compensación suficiente para que se les pueda atribuir una nueva función, sin que necesariamente tenga incorporada una nueva retribución", subraya.

¿A qué están jugando?. En vez de prestar atención a las necesidades actuales del Registro civil que sigue sin medios, el Gobierno se dedica a jugar al escondite con esta cuestión. Tiene un ley en el parlamento que lleva seis meses prorrogando su periodo de enmiendas, se han atascado 150.000 expedientes de nacionalidad para los que se han dedicado o se van a dedicar 4 millones de euros que hubieran venido muy bien para evitar el atasco... y los problemas que se derivan del mismo para esos 150.000 ciudadanos, los funcionarios no pueden utilizar al 100% los medios de los que disponen y se producen situaciones ridículas pero muy penosas como lo sucedido con el papel timbrado en Sevilla, se decide tirar por la borda o regalar los millones de euros invertidos en digitalización del REgsitro civil  y se decide prescindir de la formación, experiencia y potencial de los funcionarios de Justicia en el Registro civil que es el mayor despilfarro de todos en esta barbaridad. 

Pero si esta es la respuesta definitiva del Ministro, no íbamos muy descaminados quienes denunciábamos que no iba a ser gratuito. Habrá financiación, paralela, de momento y surgen nuevas dudas.

Está por ver la legalidad de que un servicio se financie por los usuarios de otro tal y como dice Catalá y si esos otros actos por los que se va a cobrar no son sino una forma de desnaturalizar el Registro civil al no tener nada que ver con el Estado civil de las personas.

Esperemos y veamos qué ocurre con esta cuestión pues el 15 de julio está ahí, a la vuelta de la esquina y los hospitales no están preparados, los Registradores tampoco y a quienes si lo estamos no nos dejan demostrarlo. En fin cosas de la política de este país carente del más mínimo sentido común.







  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada